La empresa no se hace responsable de los objetos dejados en el interior de los vehículos, salvo en el caso de que sean entregados en depósito a la Dirección.

Los vehículos depositados podrán ser movidos por los operarios de Parking San Isidro de acuerdo a necesidades de aparcamiento, organización y servicios. Dichos traslados, salvo indicación expresa del cliente, quedarán restringidos al interior de las instalaciones de Parking San Isidro. Para ello, el cliente deberá depositar las llaves del vehículo en la Dirección del Parking, bajo la responsabilidad de nuestra firma.

En caso contrario, la dirección no se hace responsable de eventuales daños o accidentes que el vehículo pudiera sufrir.

Los vehículos depositados están garantizados contra robo o incendio mediante las correspondientes pólizas de seguro de responsabilidad civil contratadas por nuestra firma. Las condiciones de valoración y ejecución de dichas garantías son las establecidas en dichas pólizas.

En el caso de contratos de larga duración (a partir de seis meses concertados previamente), la renovación de los mismos se producirá siempre que el cliente lo indique de forma explícita con al menos 15 días de antelación a la fecha de vencimiento de contrato. En caso contrario, y si no se procede a la retirada del vehículo, las tarifas a aplicar a partir de dicha fecha de vencimiento serán las normales para periodos sin contratación previa. Solo se atenderán reclamaciones efectuadas antes de abandonar el recinto del aparcamiento.

Reclamaciones posteriores no podrán ser atendidas.